0:00/???
  1. Tierra Bendita

From the recording The Trackless Wild

Lyrics

En los mares que esculpen tus tierras de sal,
una isla nació, misteriosa, cuentan.
Un oasis de sol, una isla de paz,
tierra bendita, Hy Brasil, sin mal.

Año tras año en aquel horizonte azul,
como espectro brilló lejano en su luz.
Un cielo dorado la cubría bien,
lejos, muy lejos, igual que el Edén.

Un soñador oyó el relato y partió.
Hacia el Oriente, su vela soltó.
Desde Ara, la santa, a Hy Brasil viró.
Aunque Ara era santa, el oeste eligió.

Lo llamaban voces, mas no las oyó.
El rugido del viento lo amenazó.
Su hogar, su gente y certezas dejó.
Un nuevo horizonte, allá lejos buscó.

Mañana de sombras se asomó en el mar.
Mas la distancia lo invitó a soñar.
Al mediodía, el gris con oleajes,
pálida, distante, en aguas, salvaje.

El crepúsculo cruel al viajero abrazó.
Atrás esta Ara con desazón miró.
Lejanía, horizonte, cielo y mar.
La tierra bendita, imposible alcanzar.

Ecos amigos, velas de hogar y sal,
en Ara está la vida y la libertad.
Iluso, por una quimera incierta,
trocaste tu vida de trabajo y paz.

Razón y advertencias silenciadas son.
El regreso a Ara, jamás vislumbró.
Tempestad, alba, un hechizo y un adiós,
y murió en los mares, lejos, muy lejos.

August 11th, 1830, Gerald Griffin, Milltown, Ireland. Traducido por Manuelita Palavecino y Marcela Acevedo.